Saltar al contenido

10 razones para viajar en tren

Aunque el avión es el rey de los medios de transporte, cada vez son más los que prefieren el tren. Nostálgicos, aerofóbicos o simplemente prácticos, son los que eligen el ferrocarril, pero también viajeros avispados que conocen todas las ventajas de los viajes en tren. He aquí algunas de ellas.

Viajar en tren. 10 motivos para convencerte.

  1. Directos al centro. Por lo general, todas las estaciones centrales se construyeron en el centro de las grandes ciudades. Cuando te bajes del tren estarás en el corazón del destino elegido, sin necesidad de tomar taxis ni perder tiempo.
  2. Comodidad. Los trenes de largo recorrido cuentan con toda clase de servicios para viajar confortablemente y con algún que otro lujo: cafeterías, televisión, restaurantes, conexión a internet, coches-cama…
  3. Puntualidad. A diferencia de los aviones, los trenes no dependen tanto de la climatología y los retrasos o cancelaciones son muy raros. pero además, la mayoría de trayectos de alta velocidad y larga distancia cuentan con sistemas de compensación por retraso e indemnizaciones de hasta un 100% del precio del billete.
  4. El equipaje, siempre a mano. Olvídate de que te pierdan la maleta como sucede a veces en el aeropuerto. En el tren, tu equipaje viaja contigo a la vista.
  5. Seguridad. El tren es uno de los medios de comunicación más seguros del mundo. En Europa el nivel los estándares de calidad y seguridad son muy altos.
  6. Respeto por el medio ambiente. El transporte ferroviario de tracción eléctrica no contamina y además precisa de menos energía que por ejemplo el avión o el autobús.
  7. Velocidad. Es cierto que no hay punto de comparación con el avión, pero los trenes moderno son cada vez más veloces. El AVE por ejemplo circula a velocidades en torno los 300 km/hora. las conexiones entre las grandes ciudades europeas son muy rápidas.
  8. El paisaje. Desde al ventanilla del avión solo ves las nubes, pero desde la amplia ventana de tu vagón podrás disfrutar de bonitos e interesantes paisajes. 
  9. El precio. Sí, no podemos olvidar este aspecto. No solo viajar en tren es más económico que en avión sino que las tarifas no suelen variar tanto. Además, hay numerosos tipos de tarifas y abonos para sacar mejor partido a tus viajes, mientras que las agencias ofrecen habitualmente muchas ofertas de tren + hotel.
  10. Descuentos para niños. En casi todos los países de la UE, los niños pequeños viajan gratis con sus padres y hay grandes descuentos para los niños mayores.