Saltar al contenido

Consejos para alquilar un coche y no lamentarlo después

Para sacarle el jugo a algunos destinos de viaje es imprescindible alquilar un coche. Solo así se pueden llegar a las más escondidas calas de Mallorca o los rincones más bonitos de la Costa Brava, por citar un par de ejemplos. Un coche nos da libertad e independencia para viajar a nuestro aire, aunque conviene estar atentos para evitar sorpresas desagradables.

Lo primero que te recomendamos es reservar tus coches de alquiler con nosotros, con  la garantía de que conseguirás lo mejor al mejor precio. Pero si prefieres ir por tu cuenta, no dejes de seguir estos consejos:

7 buenos consejos para alquilar un coche

  1. Comparar precios. En el mundillo de los rent a car la competencia es enorme, a veces feroz, y la guerra de precios constante. Si dedicamos tiempo a comparar preciso entre compañías nos podremos ahorrar bastante dinero.
  2. Reservar con suficiente antelación. Por una sencilla razón: cuantos menos coches disponibles haya, más subirá el precio de la tarifa. Es al ley de la oferta y la demanda. Por ejemplo: si viajas a Ibiza en pleno agosto y no has tenido la precaución de reservar, es posible que el coche te salga muy caro o que directamente te quedes sin él.
  3. Mucho cuidado con el tipo de seguro. No siempre el todo riesgo va incluido en el precio y es preciso pagar un suplemento. Infórmate bien de las condiciones, exenciones y franquicias, no sea que acabes pagando un simple rayón a precio de oro.
  4. Pagar con tarjeta de crédito. Ninguna de las grandes compañías del mundo te alquilará un coche si no la tienes. Visa, Mastercard y Amex son las más aceptadas. 
  5. Atención a los conceptos extras: el kilometraje (ilimitado o restringido), los conductores adicionales, GPS, sillas para niños, neumáticos de invierno, etc. Todo esto suele estar excluido del precio de alquiler y se paga aparte.
  6. Cuidado con la hora y lugar de entrega y devolución del vehículo. Generalmente devolver el vehículo en una ubicación distinta al lugar donde hemos alquilado o fuera del horario contratado suele llevar un recargo importante. 
  7. La política de combustible. Cada compañía tiene la suya. Lo más común es tomar el coche con el tanque lleno y repostarlo completamente antes de devolverlo, pero mejor pregunta en la oficina de alquiler antes de salir con tu coche, no sea que acabes perdiendo.