Saltar al contenido

Cruceros por el Báltico: las mejores escalas

Las orillas del mar Báltico esconden magníficos tesoros que merece la pena descubrir. Por desgracia, no siempre es posible navegar por sus frías aguas que en determinados momentos del invierno y en algunas partes llegan a congelarse por completo. Por eso hay que aprovechar la temporada de cruceros para lanzarse a esta maravillosa aventura. ¿Quieres saber cuáles son las mejores escalas de los cruceros por el Báltico?

El abanico de posibilidades es tan amplio como fascinante: desde las costas escandinavas hasta los puertos hanseáticos de Alemania y Polonia; desde la majestuosa San Petersburgo hasta la magia de las hermosas capitales de las repúblicas bálticas. En definitiva, una experiencia viajera elegante e inolvidable.
Por eso, tan importante como elegir bien tu barco es escoger un itinerario que te permita sacarle el jugo a este viaje único. Y es que hay algunas escalas que simplemente no deberías perderte. Allá va nuestra lista de recomendaciones:

Las mejores escalas en el Báltico

  • Copenhague (Dinamarca) y Malmö (Suecia) son dos fantásticas ciudades que están unidas por el puente de Oresund, donde se el Báltico se besa con el Mar del Norte, y que suelen ser habituales puntos de inicio o llegada de estos cruceros. 
  • Kiel, Lübeck y Rostock (Alemania) son otros puertos de gran tradición que mantienen intacta su atmósfera marinera desde su época de esplendor en la época medieval. Desde alguno de ellos podremos incluso realizar alguna interesante excursión a ciudades como Bremen o Hamburgo.
  • Gdansk (Polonia), la antigua Danzig alemana, donde se ubican los astilleros en los que nació el sindicato Solidarnosc de Lech Walesa, el cual contribuyó aponer fin a la dictadura comunista en el país. La ciudad vieja ofrece un paseo encantador.
  • Riga (Letonia) no parece la capital de un país sino una deliciosa joya medieval, pequeña y encantadora. Tallinn (Estonia), más desconocida aún, nos brinda un paseo por una ciudad que es un verdadero cuento de hadas. 
  • San Petersburgo (Rusia), la joya que corona todos los cruceros por el Báltico. La gran capital de los zares adornada con bellísimos edificios barrocos, magníficos puentes sobre el río Neva y, visita obligada, el sensacional Museo del Hermitage, que ofrece una de las más espectaculares y valiosas colecciones pictóricas del mundo. 
  • Nynäshams (Suecia) es el puerto de entrada a Estocolmo, la elegante capital sueca construida sobre cientos de islas. 

Este es el menú para tu crucero por el Báltico, Ahora solo tienes que elegir lo que más te gusta y reservarlo con nosotros, porque así podrás conseguir un gran descuento adicional escribiendo la palabra TRAVEL en el espacio promocional.