Saltar al contenido

Cruceros por el Mediterráneo en otoño e invierno

Se puede disfrutar de un crucero por el Mediterráneo todo el año

El verano se ha acabado y con él la temporada de cruceros por las frías aguas del Báltico y los fiordos noruegos. Afortunadamente no pasa lo mismo con los cruceros por el Mediterráneo que continúan surcando sus aguas durante los meses de temporada baja.

Es la suerte que disfrutamos en el sur de Europa: el clima mediterráneo, con sus otoños e inviernos suaves. Además, contamos con una ventaja adicional respecto a los cruceros estivales: el precio, mucho más barato  entre los meses de octubre y marzo. No es raro encontrar ofertas 2×1 en cruceros, descuentos especiales, cruceros con niños gratis y otro tipo de ventajas similares.
La diferencia de precio entre un crucero de otoño e invierno y uno de verano puede llegar a ser de hasta la mitad, así que no es mala opción si somos viajeros con el presupuesto ajustado. ¿Y quién no lo es en estos tiempos?

¿Mediterráneo occidental o Islas Griegas?

La opción más económica para un viaje por mar en otoño-invierno son los cruceros por el Mediterráneo, que suelen tener Barcelona como principal puerto de salida, aunque también hay cruceros que zarpan desde Valencia, Málaga o palma de Mallorca. Desde allí nos podemos lanzar a disfrutar de las mejores escalas en las Islas Baleares, la Costa Azul francesa o la Riviera Italiana. Ibiza, Niza, Livorno, Civitavecchia, Nápoles o Túnez son algunos de los puertos que podemos visitar, además de conocer las grandes islas del Tirreno, Córcega, Cerdeña y Sicilia.
El precio de los cruceros aumenta un poco si elegimos surcar las aguas del Mediterráneo oriental, ya que hay que incluir los vuelos a los puntos de partida. Desde el Adriático (Venecia, Dubrovnik) hasta las Islas Griegas (Creta, Corfú, Santorini, Mykonos), con la opción de pasar por lugares tan exóticos y encantadores como Malta, Chipre o la costa turca del Egeo.
No importa qué opción elijas, los cruceros por el Mediterráneo de temporada baja son una maravillosa opción para un viaje de otoño o invierno, aunque solo sea por esos días de navegación ideales para disfrutar de toda la oferta de ocio y relax del barco.