Saltar al contenido

Cuevas del Drach, maravilla subterránea en Mallorca

Mucha gente comete el error de pensar que en Mallorca sólo hay playas bonitas. Lo cierto es que la isla está llena de paisajes tan diversos como fascinantes. Y algunos de ellos se encuentran bajo tierra, como las Cuevas del Drach, cerca de Manacor.
 
Este laberinto de más de dos kilómetros de grutas y galerías que alcanzan una profundidad de hasta 25 metros. La geología afirma que estas cavidades se formaron hace 20 millones de años. El mar penetró en el subsuelo dando lugar a estas increíbles formaciones naturales. Un mundo subterráneo mágico y majestuoso.

En rigor, las Cuevas del Drach son en realidad cuatro cuevas: la Cova Negra, la Cova Blanca, la Cova Lluis Salvador y la Cova dels francesos (cueva de los franceses). Uno de los parajes más famosos de estas cuevas es el Llac Martel, un lago subterráneo que los visitantes pueden atravesar en barca mientras admiran los altos techos adornados con colosales estalagmitas y formaciones rocosas imposibles, espectacularmente iluminadas.
Este paseo en barca dura unos diez minutos y supone una experiencia sobrecogedora, gracias a los juegos de luces y la ambientación musical. Pura magia.

Una experiencia única

Las Cuevas del Drach se sitúan a 65 kilómetros de la ciudad de Palma, cerca de la localidad de Porto Cristo. Es importante no confundirlas con las Cuevas dels Hams, también muy interesantes pero no tan espectaculares.  
La visita a este fabuloso mundo subterráneo dura algo menos de media hora. Hay que tener en cuenta que la temperatura en el interior es de unos 20º C y el nivel de humedad en el aire de un 80%. Hay cinco pases diarios de 10:00 a 17:00 h. y el precio de la entrada es de 11,50 € por persona.
No dejes de incluir esta visita en tu viaje a Mallorca, que puedes reservar con nosotros a un precio increíble usando el código promocional TRAVEL.