Saltar al contenido

Descubrir Lisboa en sus viejos tranvías

Los tranvías amarillos de Lisboa, un símbolo más de la ciudad
Para sacarle todo el jugo a tu escapada a Lisboa, lánzate a recorrer sus calles y rincones secretos montado en sus clásicos tranvías amarillos. Este es el medio de transporte urbano ideal y con más encanto para tu aventura en la elegante capital portuguesa, que forma además parte de su imagen y de su esencia.
En Lisboa los tranvías son una atracción turística más. El más famoso de todos, la línea 28, que recorre los principales puntos de interés de la ciudad desde el punto de vista turístico. ¿Te animas a dar una vuelta en él?

Cinco rutas y cincuenta tranvías surcan a diario el centro de Lisboa. Son antiguos pero están perfectamente restaurados. 
La ciudad se aferra a la romántica idea de conservar estos tranvías tradicionales, algo incómodos y vetustos, pero llenos de encanto y que quedarán perfectos en nuestras fotos de viaje. 
En tu viaje a Lisboa utilizarás seguro dos de estas líneas: 
  • El tranvía 15, que te llevará al barrio de Belém, donde pervive el glorioso pasado imperial de Portugal y en el que se encuentra el Monumento a los Descubridores y la Torre de Belém a orillas del Tajo. El trayecto dura unos quince minutos desde la Praça do Comércio. 
  • El tranvía 28, que no ofrece un simple paseo por la ciudad subo un auténtico viaje en el tiempo:  los bancos de madera, el sonido de la campana… Con él disfrutaremos recorriendo el emblemático barrio de Alfama, que muchos llaman «el alma de Lisboa», y llegaremos a lo alto del Castillo de San Jorge. El nº 28 visita también otros puntos destacados de la capital lusa como los barrios de Graça, Baixa, Chiado, Madragoa y Barrio Alto.

¿Te animas a descubrir Lisboa viajando en sus viejos tranvías amarillos? Reserva tu vuelo y hotel en Lisboa con nosotros y obtendrás además un descuento muy interesante. Para conseguirlo, no olvides escribir la palabra TRAVEL en el espacio reservado al código promocional.