Saltar al contenido

Dormir en Amsterdam: las casas flotantes

Cualquier época del año es buena para un viaje a Amsterdam, una ciudad fascinante llena de lugares curiosos y divertidos. Puestos a buscar algo original, ¿por qué no programar para tu viaje una experiencia diferente y alojarte en una casa flotante en lugar del clásico hotel?
Sí, muchos de esos barcos que ves amarrados en los famosos canales de la capital holandesa son auténticas viviendas, y muchas de ellas se alquilan a turistas. A pesar de su aspecto sencillo y austero, muchas de ellas están equipadas con todas las comodidades. Te sorprendería saber todo lo que cabe en estos barcos-casa.

Un alojamiento diferente

El éxito de este nuevo tipo de alojamiento radica en la originalidad de la propuesta, además de la encantadora mezcla de lo tradicional y lo moderno que ofrece. Tenemos pequeños pero confortables dormitorios, acogedoras salitas de estar, cocinas minimalistas y funcionales, y también pequeñas terracitas con mesas, sillas y flores en las cubiertas de madera.
Las hay de todos los tamaños, para parejas o bien para familias, y los precios varían en función de la ubicación: cuanto más céntrico sea el canal donde está amarrado el barco, más caro será. Al fin y al cabo, es todo un lujo poner el pie en tierra para llegar fácilmente a los comercios, los puestos de flores y los coffee shops de la ciudad. 
Pero incluso si la idea no te convence y prefieres el hotel, tampoco hay problema: elige entre nuestras ofertas de vuelo + hotel Amsterdam, usa el código TRAVEL para obtener tu descuento y disfruta de tu estancia en esta increíble ciudad.