Saltar al contenido

El botiquín de viaje: lo imprescindible

El botiquín de viaje, un compañero imprescindible
Cuando salimos de viaje lo hacemos con la idea de pasarlo bien, ver y conocer lugares nuevos, descansar, aprender, divertirnos… Pero no debemos descuidar otros detalles. Así que tan importante como la documentación, los billetes de avión o el monedero, es llevar siempre un botiquín de viaje.
Este botiquín debe ser pequeño pero práctico. Que ocupe poco espacio pero que contenga todo lo que podamos llegar a necesitar en caso de mareos, heridas, molestias, catarros, etc. Muy importante para cualquier clase de viajero, por no hablar ya si viajamos con niños. ¿Qué es lo hay que llevar en nuestro botiquín de viaje? Aquí tienes una lista de lo imprescindible:

¿Qué debemos incluir en nuestro botiquín? Obviamente, todo dependerá del destino al que viajemos y la duración del viaje. El botiquín para una semana de trekking en Nepal no será el mismo que el de un fin de semana o un puente en alguna ciudad cercana. En cualquier caso, no olvides meter lo que te indicamos en esta lista:
  • Analgésicos (aspirinas o paracetamol) por si sube la fiebre o nos ataca un molesto dolor de cabeza.
  • Antiinflamatorios contra torceduras de tobillos, golpes, cansancio muscular después de una caminata, etc.
  • Antihistamínicos en el caso de viajeros que padecen algún tipo de alergia. 
  • Cremas para las irritaciones de la piel y las picaduras de insectos.
  • Desinfectantes. 
  • Pastillas contra el mareo, imprescindibles en los cruceros.
  • Protección solar, en destinos tropicales o de sol y playa.

¿Exagerado? En absoluto. Recuerda que las vacaciones son para disfrutarlas, no para sufrir. Vale la pena hacer un hueco en la maleta y tener donde acudir para buscar un remedio que no te arruine las vacaciones. Viajero prevenido vale por dos.