Saltar al contenido

¿Es seguro volar con Ryanair?

Dudas sobre Ryanair ¿Es seguro volar en sus aviones?
Ryanair es la reina de los vuelos baratos. La low cost irlandesa no tiene rival en cuanto a precios, aunque sus carencias en otros aspectos son clamorosas: asientos incómodos, retrasos, cancelaciones, abusos a los pasajeros… Pero todo eso no es tan importante como la pregunta que tantas veces nos hemos hecho todos cuando planeamos nuestros viajes baratos: ¿Es seguro volar con Ryanair?

A la frase de «no vuelvo a volar con Ryanair, nunca más», que hemos escuchado o incluso pronunciado nosotros mismos mil veces, hay que añadir motivos más serios que las habituales irregularidades y falta de seriedad de la compañía. Motivos que afectan a la seguridad de los pasajeros.

Cada nueva noticia que conocemos de la aerolínea presidida por el peculiar Michael O´Leary es más inquietante. Ahora sabemos que en su demencial política de reducción de costes, Ryanair dota a sus aviones del combustible justo para realizar sus vuelos, lo cual da lugar a situaciones de riesgo como las de los aterrizajes forzosos en el aeropuerto de Valencia de dos de sus aviones que se dirigían a Madrid. Sucedió a finales de julio y se ha sabido ahora.
Michael O´Leary, el mandamás de Ryanair. Sus excentricidades no inspiran demasiada confianza .

Barato sí, ¿pero seguro?

La filosofía de los viajes low cost, muy respetable y con ventajas innegables, consiste en que los viajeros renuncian a una serie de comodidades a cambio de disfrutar de unos precios y tarifas realmente baratos. Pero de ningún modo los turistas están dispuestos a renunciar a la seguridad. El riesgo y el peligro no suelen estar en los planes de al gente cuando planea sus vacaciones.
Estamos acostumbrados a ver los despliegues de ingenio en las campañas publicitarias de Ryanair, a menudo de dudoso buen gusto. Sin embargo, a la hora de despejar dudas entre los pasajeros sobre el asunto de la seguridad de sus vuelos, sucede todo lo contrario. Ante cada duda, la compañía responde con silencio o despejando balones fuera.
Por tanto, cuando nos preguntamos si es seguro viajar con Ryanair, resulta imposible responder con un «sí» rotundo. Y no podemos evitar pensar en aquel viejo y sabio refrán: a veces, lo barato sale caro.