Saltar al contenido

Esquí en el Pirineo Aragonés

Una escapada perfecta a la nieve, unas vacaciones inolvidables practicando el esquí y otros deportes blancos,  respirar el aire de la montaña y llenar nuestros pulmones de vida… El plan es seductor, y el destino, tan económico como cercano: el Pirineo Aragonés.

Si de esquí y nieve hablamos, las montañas de Aragón son una apuesta segura. Al norte de la provincia de Huesca, en el reino de los Pirineos, hay numerosas opciones para disfrutar de los placeres blancos del invierno.
Muchos viajeros se aprovechan de las ofertas de hoteles en Candanchú, donde hay más de 40 pistas y nueve recorridos de competición, para practicar el esquí alpino. También es una gran opción Astún, con pistas para todos los niveles de dificultad, o Cerler, que dispone de la pista más larga de España, con nada menos que 9 kilómetros de longitud. También están Formigal o Panticosa... La oferta es tan amplia como deslumbrante.
Incluso al sur de Aragón, lejos de los Pirineos, podemos seguir esquiando, En la provincia de Teruel, donde se levantan las abrumadoras cumbres del Sistema Ibérico, está la estación de Aramón Javalambre, en la que esquiadores de todos los niveles pueden poner a prueba sus habilidades, mientras que en Aramón Valdelinares tiene lugar en febrero un divertido campeonato de muñecos de nieve. 
Esquí en Aragón: Huesca o Teruel, Pirineos o Sistema Ibérico. Cualquiera de estas opciones es perfecta para tu viaje a la nieve. Resérvalo con nosotros y llévate un descuento extra escribiendo la palabra TRAVEL en el espacio reservado a promociones.