Saltar al contenido

Hoteles en Lisboa ¿Dónde dormir en la capital portuguesa?

A Baixa, donde se encuentran algunos de los mejores hoteles de Lisboa
Como sucedió con Barcelona y los Juegos Olímpicos de 1992, para Lisboa también hubo un antes y un después de la Expo de 1998. Este evento transformó la ciudad profundamente: se rehabilitaron barrios enteros, se construyeron fabulosas infraestructuras y se renovaron por completo la planta hotelera y los servicios turísticos de la capital de Portugal.
Así que ante la pregunta de dónde dormir en Lisboa hoy los turistas pueden elegir entre una amplia variedad de alojamientos que van desde lujosos hoteles de cinco estrellas hasta modestos apartamentos, limpios y céntricos, a precios realmente económicos.
Da igual donde se encuentre tu hotel, los tranvías
lisboetas te llevarán a cualquier parte de la ciudad

Las mejores zonas de Lisboa para elegir hotel

A modo de orientación podemos decir que el centro de Lisboa se extiende entre la Praça Marqués de Pombal y la Praça do Comércio, a orillas del Tajo, lo que se conoce como A Baixa. Los grandes y más importantes hoteles se ubican aquí, aunque muchos otros opinarán, no sin razón, que el alma de la ciudad está en las callejuelas estrechas y empinadas del barrio de Alfama, donde por cierto hay pocos hoteles. 
En cualquier caso, hay otras zonas de Lisboa donde encontramos espléndidos hoteles a buen precio como el encantador distrito de Chiado, el emblemático barrio de Belém o los modernos establecimientos del Parque de las Naciones. Cualquiera de ellos es una buena opción, bien comunicados gracias al transporte público, sobre todo el metro y el tranvía.
Terraza de un hotel de Lisboa con vista al Tajo

¿Cómo encontrar un buen hotel?

Lo cierto es que, en comparación con otras capitales europeas, el precio de las habitaciones de hotel en Lisboa es bastante económico. Podemos encontrar hoteles de cinco estrellas con tarifas asequibles y un sinfín de opciones de alojamiento alternativo como apartamentos de alquiler, hostales, hoteles con encanto e incluso albergues.
Lo mejor es utilizar un buen comparador de hoteles, la mejor forma de conseguir toda la información sin perder tiempo y realizar la elección que mejor se adapta a nuestros deseos y nuestro presupuesto de viaje.
Un último consejo: a veces la pena vale contratar paquetes de vuelo+hotel+traslados con los que conseguimos ahorrarnos un buen dinero y disfrutar de Lisboa con algo más de libertad.
Más información: