Saltar al contenido

Ideas y consejos para viajar con niños

Para algunos niños y vacaciones son términos poco menos que contradictorios, sin embargo, la mayoría de los padres no conciben las vacaciones si no es compartiéndolas con toda la familia. El secreto para que todos lo pasen bien es preparar bien el viaje, planeando horarios, visitas y actividades para disfrutar todos juntos.
Viajar con niños no significa necesariamente más trabajo y menos descanso, solo tenemos que tener cierta organización y un poco de imaginación para convertir esta experiencia en algo inolvidable. He aquí algunas ideas y consejos:

Sobre todo, organización

A la hora de emprender un viaje con los pequeños de la casa tenemos que hacer acopio de paciencia y buen humor, pero eso no basta: hay que ser muy organizado y pensar en todo para que ningún imprevisto nos arruine las vacaciones:

  • No olvides llevar la documentación en regla. Por ejemplo, para subir a un avión, el menor necesita estar identificado con su DNI o pasaporte, incluso cuando se trata de un bebé, aunque en esos casos las compañías aéreas suelen ser flexibles y aceptan el Libro de Familia. Infórmate bien en cada caso.
  • Tanto en viajes por carretera como si usamos el avión o el tren, siempre hay que llevar con nosotros comida y bebida y juguetes, cuentos o cualquier otro tipo de entretenimiento para distraer a los niños y hacerles el viaje menos pesado.
  • Un botiquín bien surtido puede ser uno de nuestros mejores aliados en los viajes con niños. Hay que estar prevenido ante catarros, caídas, golpes, mareos y cualquier otra cosa que venga.

Parques temáticos y hoteles para familias.

Viajando con niños siempre será mejor elegir un alojamiento rural con espacio para que corran y jueguen o bien un hotel para familias, donde encontraremos todo lo necesario para disfrutar de nuestra estancia de manera cómoda: parques infantiles, cambiadores, menús especiales para niños, juegos y entretenimiento, etc.

Otra opción para pasarlo bien en familia es visitar algún parque temático. El mayor ejemplo de lo divertid oque puede resultar un viaje de este tipo para grandes y pequeños es Disneyland París con sus ofertas Euro Disney niños gratis o similares, descuentos, hoteles temáticos y un sinfín de actividades.

Incluso si viajamos a un destino más convencional o «adulto», vale la pena informarnos de la oferta de acuarios, zoológicos, parques de atracciones y lugares donde lso niños puedan aprender y divertirse.

Viajar con niños puede ser una experiencia maravillosa siempre que sepamos elegir bien el destino y el alojamiento, sin dejar demasiado espacio a la improvisación.
.