Saltar al contenido

Jamaica: viaje a la isla de Usain Bolt

Montego Bay, uno de los tesotros que esconde Jamaica
Durante años, Jamaica, uno de los destinos más fascinantes del Caribe, ha sido conocida como «la isla del reggae»o «la isla de Bob Marley». Pero en los últimos tiempos, sobre todo después de los pasados Juegos Olímpicos de Londres, cada vez son más son los que se refieren a Jamaica como la isla de Usain Bolt, el hombre más rápido del mundo.
Y es que este exuberante paraíso de selvas verdes, aguas cristalinas y ritmos calientes es la cuna de grandes atletas y genios de la música. Marley y Bolt son los poderosos reclamos para muchos turistas que planean un viaje a Jamaica. Una fantástica idea para sus vacaciones.

Usain Bolt junto a una estatua de Bob Marley: los dos garndes mitos de Jamaica

Tras los pasos de Usain Bolt en la isla.

Aunque es Bolt quien acapara los récords mundiales y las medallas de oro, algo de su gloria es también para Jamaica. De hecho el atleta ya ha participado en algunas promociones turísticas que, entre otras cosas, han dado a conocer al mundo su pueblo natal, la pequeña localidad de Trelawny.
Además, en la capital Kingston se encuentra también el Tracks and Records Bar, un local de música y copas  propiedad del campeón olímpico que se ha convertido en lugar de peregrinación para sus admiradores y los aficionado al deporte de todo el mundo.
Río Negro: la exuberancia verde de Jamaica.

Playas de ensueño y música reggae.

Las de Jamaica se cuentan entre las mejores playas del Caribe. Algunas son muy conocidas por su belleza salvaje y sus lujosos complejos hoteleros: Seven Mile Beach, Montego Bay, Negril u Ocho Ríos, escala habitual de muchos cruceros.
En el interior el catálogo de maravillas multiplica sus ofertas, desde las Cataratas del río Dunns, los safaris por el Río Negro o el Parque Hollywell.
La música está presente en todos los aspectos de la vida de las gentes de Jamaica. El reggae es casi una religión, y Bob Marley su profeta. Para adorarlo, o simplemente acercarse a su figura y su leyenda, hay que visitar el Museo Bob Marley en Kingston. Sería imperdonable viajar a Jamaica y no pasar por aquí.