Saltar al contenido

La cerveza Guinness, el alma de Irlanda

¿Quién puede concebir un viaje a Irlanda sin tomarse por lo menos una pinta de Guinness? No hay excusas: cuando se visita Dublín o se recorre Irlanda en coche, es casi una obligación detenerse en cualquier pub y disfrutar del sabor  intenso de la cerveza más famosa del país.
Guinness es la cerveza nacional irlandesa. Negra, espesa, amarga… Todo un símbolo de la «isla esmeralda». El ritual de la pinta de cerveza es además la mejor manera de meterse en el alma de los irlandeses, tan sedientos como hospitalarios: comparte unas jarras de Guinness con ellos y te ganarás unos amigos para toda la vida.
Pero para hacer las cosas bien, lo mejor es dirigirse directamente a  la Guinness Storehouse, en Saint James Gate. Aquí está la factoría donde aún hoy se produce esta mítica cerveza, en un edificio ubicado en el mismo corazón de Dublin (y el museo más visitado de Irlanda).
Allí podremos recorrer la historia de esta cerveza desde que en el siglo XVIII Arthur Guinness empezara a fermentar cebada en su casa hasta nuestros días. Además, en el piso superior se encuentra el bar más alto de Irlanda: el Gravity Bar. La pinta de Guinness (y las vistas de la ciudad) van incluidas en el precio de la entrada.
Así que, te guste la cerveza o no, no dudes en incluir la visita a la factoría Guinness en tu Ruta por Irlanda, ni dejes de reservar tu viaje con nosotros, porque te podrás llevar un interesante descuento sólo por utilizar el código TRAVEL en el espacio reservado a promociones. ¿Vas a dejar pasar esta oportunidad?