Saltar al contenido

La llamada de la nieve: el Pirineo Aragonés

El Pirineo Aragonés, paraíso del esquí

Llega el frío invernal y con él, la llamada de la nieve. Por eso son muchos los que andan buscando ofertas para el puente de diciembre, para las vacaciones navideñas o simplemente para uno de los fines de semana de este invierno y lanzarse a disfrutar de su deporte favorito.

Si tú eres uno de los que siente esta llamada, encontrarás muchas facilidades para practicar esquí en el Pirineo Aragonés, el el sector central de los Pirineos, lleno de hermosos valles, fantásticas estaciones de nieve y algunas de las mejores pistas de España. 

Esquí en el Pirineo de Aragón

La estación de Astún Candanchú se encuentra muy cerca de la frontera francesa y desde el año 1975 ofrecen una fabulosa experiencia de esquí a los viajeros. un autobús gratuito conecta ambas estaciones para disfrutar de todas las pistas.

Un poco más al oeste, en Formigal, podremos practicar el esquí pero también relajarnos después en el fabuloso balneario de Panticosa. Y entre ambas, la localidad de Sabiñánigo, muy cerca de Jaca, conocida también como «la Puerta del Pirineo».
Y hablando de Jaca, merece la pena pasar por la principal ciudad del norte de la provincia de Huesca, el epicentro de todos cuantos acuden al Pirineo Aragonés para practicar deportes de invierno, por no mencionar sus tres pistas de hielo, dos de ellas de dimensiones olímpicas y la otra de uso exclusivo para los patinadores del Club Hielo Jaca. Alojarse en Jaca es una excelente idea par atener a mano todas las pistas de la región.

Apunta también un nombre: Cerler, el pueblo más alto de esta parte de los Pirineos. Un lugar precioso donde disfrutar del esquí en la estación de Cerler-Benasque