Saltar al contenido

Las playas más limpias de Mallorca

Sa Calobra, una joya escondida entre montañas en Mallorca
La fama de las playas de Mallorca se basa en tres grandes pilares: son bonitas, nunca están masificadas y , sobre todo, son las más limpias de nuestro litoral Mediterráneo, aunque estas tres características se pueden hacer extensibles también al resto de las islas, Menorca, Ibiza y Formentera.
Pero incluso dentro de la isla podemos encontrar algunos rincones especialmente recomendables para a pasar un día disfrutando del mar y el sol. Es nuestra lista de las playas más limpias de Mallorca, que es lo mismo que decir las playas más bonitas de Mallorca, con sus aguas cristalinas y seductoras. Toma buena nota de ellas:


Sa Calobra, una playa increíble de complicado acceso en la agreste costa norte de la isla. Se ha hecho famosa por aparecer en el anuncio de Estrella Damm «Mediterráneamente» de este año. Custodiada por dos poderosos acantilados, aquí va a morir un torrente (Torrent de Pareis) que horada la roca de la montaña. Una imagen idílica de una playa solitaria y aislada. de hecho, solo se puede llegar a ella en barco o en coche tras un mareante camino de curvas interminables.
Cala Varques, tal vez las aguas más transparentes de la isla
Cala Varques es otra de las playas vírgenes que quedan en Mallorca. Se sitúa en la costa de Llevant, al Este de la isla, y para llegar a ella también hay que dejar el coche lejos de la costa y seguir a pie. El premio para los que estén dispuestos a esta caminata es un edén mediterráneo de aguas azules y nítidas. Difícilmente encontraremos otro lugar de la isla igual para un baño en el paraíso.
Es Trenc, la playa virgen más grande de Baleares
La Playa de Es Trenc, al sur, es tal vez la más conocida de Mallorca. Larga y arenosa, es perfecta para ir con niños por su escasa profundidad. Absolutamente tranquila y alejada de la civilización (para llegar a ella también hace falta dejar el coche lejos y seguir a pie), es la favorita de los nudistas y muy apreciada por sus aguas claras. Una imagen que parece sacada del Caribe.

Playa de Formentor, una de las más bellas playas mallorquinas
Formentor, al norte, cerca del Port de Pollença, es otra de las playas clásicas. Si bien no es completamente virgen, ya que en las cercanías se levanta el primer hotel de cinco estrellas que tuvo Mallorca, conserva intacto todo su encanto natural que, además de unas aguas azules como pocas en la isla, ofrece la posibilidad de refugiarse del sol en su frondoso pinar, verde y refrescante, que llega a la mismísima arena y a veces hasta el agua.
Por supuesto la lista no acaba aquí, pero sí podemos afirmar que estas cuatro que mencionamos se cuentan sin duda entre las playas más bellas no solo de Mallorca, sino de toda España, y que ofrecen al viajero para sus vacaciones la garantía de un baño de ensueño en sus aguas nítidas y transparentes.