Saltar al contenido

Maid of the Mist, navegando en las Cataratas del Niágara

Las Cataratas del Niágara, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, es uno de los lugares más visitados del mundo, un paisaje espectacular y grandioso que deja con la boca abierta a todos los que tiene la fortuna de poder admirarlo. 
 Ninguna ruta por la costa este de Estados Unidos puede dejar de lado esta visita, que tambien debería ser una excursión obligada para cualquiera que esté pasando unos días en Nueva York. En cualquier caso, si vas a ver las cataratas del Niágara no te conformes con verlas desde los miradores, atrévete a navegar a sus pies a bordo del mítico Maid of the Mist.
 La «Doncella de la Niebla» ofrece a los viajeros una experiencia intensa: llegar al corazón de las cataratas, donde el ruido es ensordecedor y millones de minúsculas gotas de agua flotan en el aire creando una atmósfera casi irreal. Pero no hay problema: en el precio del billete ($13,50) va incluido un chubasquero
El Maid of the Mist, que sólo navega entre los meses de abril y octubre, se acerca hasta lo imposible: el punto donde el agua rompe con estrépito tras una caída de 50 metros. Los gritos de los pasajeros quedan ahogados en el bramido de la cascada. Y es que hay muy pocos sitios donde se sienta tan de cerca la indomable fuerza de la Naturaleza. 
La aventura del Maid of the Mist empezó en el año 1846 y desde entonces, con interrupciones y asombrosos capítulos de todo tipo, ha estado llevando a cientos de miles de turistas al mismo corazón de las cataratas más famosas del planeta.
Nuestro consejo: vivir esta aventura dentro del marco de un gran viaje en tierras norteamericanas, un circuito de Nueva York a Washington con las Cataratas del Niágara que puedes reservar con nosotros. No te olvides de usar el código TRAVEL para llevarte tu descuento.