Saltar al contenido

New York Pass, para sacarle todo el jugo a tu viaje a la Gran Manzana

Si estás pensando en viajar a Nueva York, no olvides hacerte con el New York Pass, la mejor forma de sacarle todo el jugo a tu escapada en la Gran Manzana. Una tarjeta inteligente, equipada con un chip y del mismo tamaño que una tarjeta de crédito con la que podrás entrar gratis a muchos lugares turísticos y atracciones, ahorrarte esperas y disfrutar de interesantes descuentos. Te explicamos sus ventajas y cómo conseguir la tarjeta:


¿Para qué nos va a servir la tarjeta New York Pass? En primer lugar, para visitar de forma gratuita lugares tan emblemáticos como el Empire State, la Estatua de la Libertad (incluido el transporte en el ferry) y algunos de los museos más importantes como el Madame Tussauds o el MOMA, Museo de Arte Moderno.

Nueva York, casi gratis

Otras visitas gratuitas son la del Tribute Center 9/11, el Museo Americano de Historia Natural, el Jardín Botánico de Brooklyn, el Museo de Brooklyn y varios cruceros turísticos. Además, disfrutarás de importantes descuentos en el transporte, restaurantes y muchos comercios. Otra de las razones para comprar esta tarjeta es que al adquirirla recibimos una guía de 200 páginas a color, con datos prácticos e información relevante sobre el destino, mapas y todo lo necesario para que pases unos días en Nueva York sin contratiempos.

Puedes solicitar tu New York Pass válida para uno, dos, tres y hasta siete días, según tus necesidades y el tiempo que vayas a pasar en la ciudad, con tarifas que van desde los 85 dólares (60 dólares para niños), hasta los 230 dólares..
¿Cómo conseguirla? La forma más cómoda es solicitarla a través de su página en Internet, y recogerla una vez ya se está en la ciudad. También podemos solicitar que nos la manden a casa, pagando los gastos de envío. 
Nosotros también te ofrecemos descuentos: reserva tu viaje a Nueva York con nosotros y solo con escribir la palabra TRAVEL en el espacio de promociones te llevarás un gran descuento adicional. Con eso y con el New York Pass, te espera una experiencia fantástica en la ciudad que nunca duerme.