Saltar al contenido

Pousadas, los paradores de Portugal

Pousadas de Portugal, hoteles históricos y llenos de encanto
Loa paradores en Portugal se llaman pousadas, o mejor dicho, éstas son el equivalente a los paradores españoles, hoteles rurales con encanto, a menudo ubicados en viejas mansiones y palacios, que ofrecen un alojamiento de calidad a buen precio, por lo que rivalizan con los hoteles baratos en Portugal y brindan al viajero la oportunidad de conocer el Portugal más auténtico. Eso es lo mejor de dormir en una pousada.
Por todo el país, desde Oporto hasta el Algarve, pasando por la región de Lisboa y las islas Azores y Madeira, las pousadas portuguesas salpican el paisaje. En ellas disfrutaremos de la gastronomía portuguesa, de la naturaleza, el sabor de la historia y el confort de un gran hotel.

Pousada de Óbidos, la experiencia de dormir en un auténtico castillo medieval

Pousadas con historia y con mucho encanto.

Enclavados en bellos parajes (hay pousadas que son castillos, conventos, palacios e incluso monasterios), las pousadas portuguesas son perfectas para una escapada romántica.
Si planeas un viaje a Portugal no olvides incluir al menos una noche en una pousada, como las de Óbidos, situada en un  castillo medieval, o las de la Ría de Aveiro o el Palacio de Estoi en el Algarve, espectaculares mansiones asomadas al océano.
También en Portugal encontramos pousadas de diseño como la de Sao Bartolomé en Bragança, y si tu destino de viaje son las Azores, es absolutamente recomendable cambiar el hotel de playa por una estancia en la señorial quinta de Angra do Heroismo, una experiencia inolvidable y auténtica.

Dormir en una pousada no es tan caro como en un parador. A lo largo del año todas y cada una delas  pousadas suelen ofrecer precios y promociones especiales. Los españoles, que por proximidad geográfica tenemos tan fácil viajar a Portugal, no deberíamos dejar pasar la ocasión de disfrutar de esta experiencia.