Saltar al contenido

Qué ver en Bari, la joya italiana del Adriático

En el sureste de Italia se encuentra la pintoresca ciudad de Bari, en la región de Apulia, llena de luz y de cultura. Esta joya a orillas del Adriático italiano supone para muchos viajeros todo un descubrimiento, una nueva cara de este precioso país, eclipsada por los grandes nombres (Roma, Venecia, Florencia…) que sorprende y fascina. 

Una ruta por la ciudad

Sólo por el placer de pasear por las estrechas calles del casco antiguo de Bari, descubriendo viejos comercios, pequeños cafés y acogedores restaurantes, ya vale la pena planear una visita a la ciudad. La Piazza Ferrarese sigue siendo aún hoy el punto de encuentro de todos los vecinos y el primer lugar que debemos visitar en nuestro recorrido turístico. 
Desde allí podemos subir a las históricas murallas y disfrutar de unas preciosas vistas: a un lado, el laberinto de calles de la ciudad vieja; al otro, el mar y el puerto. la vista idílica de las estrechas calles del casco antiguo por un lado y el mar y el puerto, desde el cual zarpan a diario barcos con destino a Dubrovnik en Croacia o a la isla de Corfú, en Grecia. 
El paseo marítimo ofrece también un paseo muy agradable. Allí se encuentra la heladería más famosa de Bari: la Gelateria Gentile, visita imprescindible. También hay playas. La más famosa es la de Pane e Pomodoro (literalmente, «pan y tomate»), situada tan sólo a un kilómetro del centro de la ciudad y de fácil acceso con el transporte público o incluso a pie. 
Algo más lejos están también las playas de Monopoli y Capitolo. Hay también una serie de visitas obligadas cuando uno visita Bari: la Catedral de San Nicolás, más parecida a una fortaleza que a una iglesia, y el Castello Svevo. Y si tenemos un poco más de tiempo, vale la pena alquilar un coche y visitar la localidad de Alberobello y sus famosos trulli.
Planea tu viaje a Italia con nosotros y llévate un descuento en tu aventura usando el código TRAVEL a la hora de reservar. ¡La Dolce Vita te está esperando!