Saltar al contenido

Ryanair: líder en quejas y reclamaciones de pasajeros

Ryanair: «que hablen de nosotros, aunque sea bien».
La estrategia publicitaria de la aerolínea low cost Ryanair parece haberse regido desde sus inicios por aquella vieja sentencia de «que hablen mal de nosotros, aunque sea bien». Y es que sus ofertas de vuelos baratos han ido siempre de la mano de sonadas polémicas y de una constante lluvia de quejas y reclamaciones por parte de los pasajeros.
Así lo reflejan los resultados de la cuarta encuesta nacional realizada por la asociación española de defensa de los consumidores, Facua, en la que la aerolínea de bajo coste irlandesa aparece como líder destacado en cuanto a abusos a los pasajeros se refiere.
Las cifras hablan por sí solas: siete de cada diez pasajeros considera a Ryanair como la compañía que comete más irregularidades. De hecho es también la más denunciada por los usuarios de Facua. 
En general, los viajeros españoles y usuarios de transporte aéreos son muy pesimistas sobre la protección frente a estos abusos. Nada menos que un 93% considera que el Ministerio de Fomento no garantiza la protección de sus derechos, si bien hay que reconocer también que la gran mayoría de ellos desconoce sus derechos elementales en casos tan frecuentes como la pérdida, el deterioro o el retraso del equipaje, así como en caso de retraso, cancelación de vuelo o el temido overbooking. Circunstancias que pueden suponer un importante trastorno en nuestras vacaciones.
Ryanair no parece demasiado preocupada por el deterioro de su imagen al calor de estas encuestas, al contrario. Toda publicidad es bienvenida. Sus métodos son discutibles, pero su sistema funciona y no hay signos de que vayan a variar su política comercial a corto plazo.