Saltar al contenido

Sleepbox, una caja para dormir en el aeropuerto

Sleepbox, una solución de emergencia para dormir en aeropuertos y estaciones de tren

¿Has perdido el vuelo y tienes que pasar la noche en el aeropuerto? No hay problema, hace un par de años unos avispados empresarios rusos idearon Sleepbox, una especie de cajas de espacio reducido pero suficiente para descansar, dormir y tener algo de intimidad, aunque sea en el hall del aeropuerto de la estación.
Este invento, pariente lejano de los angustiosos hoteles-cápsula japoneses, empezó a implantarse en algunos aeropuertos europeos como Munich y París-Charles de Gaulle y recientemente también en Beijing y Bangkok. Su éxito no fue el que se esperaba conseguir, aunque la opción sigue existiendo y puede ser una solución muy práctica en tus viajes.

Dormir en una caja de 4 metros cuadrados

Son apenas 4 metros cuadrados, lo suficiente para instalar en su interior una cama de espuma de polímero, una pantalla LCD, iluminación, ventilación, conexión wifi y tomas de corriente para conectar el portátil y otros aparatos. Solo le falta el WC, pero para eso ya tenemos el de la terminal.

Una extravagancia no apta para personas que sufran de claustrofobia pero sí ideal para esos viajeros low cost que se encuentran tirados y con el presupuesto demasiado ajustado como para irse a un hotel. Sleepbox les ofrece un lugar seguro y tranquilo para dormir.

Solo hay que pagar el importe correspondiente a las horas que deseamos utilizar el refugio en una máquina automática que nos proporcionará una  llave electrónica para el sleepbox asignado.

Futurista, original y seguramente incómodo, pero sumamente práctico.