Saltar al contenido

Un avión de Emirates con diamantes incrustados

Hace unos días las redes sociales se revolucionaron con la imagen de un Boeing 777 de Emirates cuyo fuselaje estaba cubierto por cientos de diamantes incrustados en el aeropuerto de Islamabad. Todo indicaba que se trataba de un nuevo derroche absurdo propio de los pequeños pero opulentos estados del Golfo. La foto, por razones obvias, no tardó en hacerse viral.
Pero no es oro todo lo que reluce (en este caso, diamantes), pues la famosa imagen era en realidad el resultado de un trabajo de Photoshop muy inteligente. Tan bueno que muchos se lo creyeron a pies juntillas.

Un trabajo creativo

La «culpa» del malentendido es de Sara Shakeel, una ingeniosa joven pakistaní que tomó la foto del avión con el que se disponía a realizar un vuelo a Milán. Pero antes de publicarla en Instagram, decidió hacerle unos pequeños retoques. A las pocas horas de publicarla, la imagen ya tenía cientos de miles de visitas, entre otras cosas porque la propia aerolínea se encargó de difundirla bajo el título de: «Presentando al Emirates Bling 777″. 
Los avispados usuarios de internet empezaron a dudar: ¿realmente podría volar este avión con el peso extra de tantos diamantes? La cosa fue a más y finalmente Emirates salió a reconocer que se trataba de una imagen trucada.
Así que todo quedó en una broma, aunque bien pensado, ¿qué más da si el avión tiene diamantes, si brilla o si no brilla? Lo importantes es que nos lleve a nuestro destino y si puede ser, por poco dinero: recuerda que si reservas tus vuelos con nosotros y usas la palabra TRAVEL te llevas un descuento especial. Esa sí es una idea brillante.