Saltar al contenido

Un baño en el Mar Muerto

Aunque todos lo llaman «mar», en realidad es un gran lago salado. Y sí, en efecto, está muerto, porque su altísimo índice de salinidad no permite que se desarrolle en él ningún tipo de vida animal o vegetal. Pero a pesar de todo, el Mar Muerto es un lugar fascinante que todo el mundo debería visitar.
Un viaje a Israel sin una parada en las playas saladas del Mar Muerto, situadas a nada menos que a 400 metros por debajo del nivel del mar, es decir, en el punto más bajo de la superficie de nuestro planeta. 
El paisaje es desolado y bello al mismo tiempo, por es un reclamo turístico de primer orden, lleno de hoteles, balnearios y comercios. Muchos acuden aquí para disfrutar de las propiedades saludables de sus aguas y sus lodos, otros simplemente para admirar la belleza de las formaciones de cristales de sal o para dejarse flotar sobre unas aguas en las que nunca te puedes hundir.
Dos países, Jordania e Israel, comparten las aguas de este mar singular. Sin embargo, es en la ribera israelí donde se encuentran las playas más concurridas y los principales centros turísticos. Si estás recorriendo la ruta de Tel Aviv a Jerusalén, no dudes en desviarte al menos un día para conocer este lugar único.

Así que lánzate a la aventura que te brinda un circuito por Israel y no olvides usar el código promocional TRAVEL para conseguir tu descuento adicional. El Mar Muerto, ese milagro de la salinidad, te espera para regalarte una experiencia inolvidable.